No products in the cart.
Total: 0,00
View Cart Checkout

Plantas de Aloe Vera

Plantas de Aloe Vera

3,00

Plantas entre 20 y 30 centímetros. Aloe Vera Barbadensis Miller. Ideal para regalar o para ti, además de las propiedades naturales que una planta de aloe vera proporciona a tu salud y tu piel, las plantas de aloe absorben las radiaciones de ordenadores y electrodomésticos, aportando también salud a tu hogar. Planta procedente de la plantación, no de viveros, cuyas madres son plantas de más de 4 años, plantas que han alcanzado la madurez de las propiedades del aloe vera. Incluye tiesto de barro rústico.

Share:

Descripción

Las plantas de aloe vera deben crecer en una maceta que sea bastante ancha y poco profunda. No son recomendables aquellas macetas muy pequeñas o demasiado pesadas, ya que entonces no podrás moverla con facilidad cuando quieras trasladarla del interior hacia el exterior, o a la inversa.

El aloe vera necesita estar ubicado en un suelo poroso y nutritivo, por lo que es aconsejable introducir en la maceta un poco de tierra con arena o perlita. Es un tipo de planta que no soporta que sus raíces estén en contacto con el agua y, por ello, requieren de un terreno de fácil y rápido drenaje.

Es importante que cuando llegue la primavera, abones el suelo en el que crece el aloe vera con humus de lombriz. Este paso puedes llevarlo a cabo también durante los trasplantes.

Si vas a tener las plantas de aloe vera en el interior del hogar, colócala en un lugar donde reciba la mayor luz natural posible. En caso de que la ubiques en el exterior, busca un lugar a plena luz del sol, pero ten en cuenta que cuando llueva o haya riesgos de heladas debes cubrirlas para protegerlas. Asimismo debes permanecer atento y comprobar con regularidad que las hojas no tengan un color marronoso, pues esto significará que está recibiendo demasiado sol.

Olvídate de andar con la regadera todos los días, debes regar tu aloe vera cada 15 o 20 días, utilizando poca agua y vertiéndola directamente sobre la tierra, sin dejar la maceta encharcada. Ten en cuenta que si te excedes en la cantidad de agua, la planta de aloe vera puede llegar a pudrirse. Por el contrario, si observas que algunas hojas están muy delgadas y con una apariencia arrugada, querrá decir que tienen sed y que necesitan un poco más de agua.