Bueno ya sé que hace bastante tiempo que no pongo ninguna receta, pero como se suele decir el trabajo es el trabajo y no me ha dado tiempo de poder estar con vosotros, eso sí, lo primero desearos un Feliz Año Nuevo y os dejo con la receta, que en esta ocasión es de mi hija Estefania, espero que os guste.

Receta elaborada en exclusividad para nuestros productos, por Pau Santaolaya del restaurantedecasa al que desde aquí agradecemos su colaboración.

INGREDIENTES:

  • 3 Huevos
  • 1 Yogur de aloe vera
  • 1 Cucharadita de aloe vera deshidratado, en esta ocasión de nuestros amigos de Ali – Aloe.
  • 3 Medidas de yogur con harina.
  • 2 Medidas de yogur con azúcar blanco.
  • 3/4 De medida de yogur de aceite de girasol.
  • 1 Sobre de levadura

Chocolate de cobertura negro y blanco para las decoraciones.

image1 image2 image3 image4 image5 image6 image7

ELABORACIÓN:

  1. Montar los huevos con el azúcar, hasta que la masa nos quede de un tono blanquecino.
  2. Añadimos el aceite y seguimos mezclando, incorporamos el yogur sin dejar de mezclar y una cucharadita de aloe vera deshidratado.
  3. Tamizamos la harina y la levadura y lo vamos incorporando poco a poco, mezclando con las varillas manuales, una vez lo tenemos todo perfectamente homogeneizado, lo ponemos en un molde, el cual previamente habremos engrasado con mantequilla para que no se nos pegue el pastel a las paredes.
  4. Y lo ponemos en el horno durante 50 minutos a 180º, acordaros que es sin ventilador. Comprobaremos si el bizcocho está en su punto, con la ayuda de un palillo, si está bien cocido éste nos saldrá seco, sino, tendremos que dejarlo durante un rato más, cuando nos salga seco y sin restos, cerramos el horno otra vez, lo apagamos y dejamos que el bizcocho se enfríe poco a poco dentro del horno, si lo sacamos antes lo más probable es que se nos hunda.
  5. Ya solo nos queda decorarlo con el chocolate y con un poco más de aloe vera para la decoración.

Espero que os haya gustado y si tenéis alguna duda, sabéis que podéis preguntar.

Saludos

 

Fuente: El restaurante de casa

Comparte salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *