PROPIEDADES Y BENEFICIOS DE LA HOJA DE OLIVO

Colesterol. Su riqueza en Vitamina E y la sustancia propia de sus hojas, llamada oleuropeina, consigue inhibir la oxidación del colesterol en nuestra sangre, haciendo que se reduzcan considerablemente los niveles de colesterol LDL en nuestro organismo.

Hipertensión. Cuenta con propiedades hipotensoras que ayudan a controlar y reducir la presión arterial.

Anticancerígeno. Las hojas de olivo son muy ricas en flavonoides y polifenoles, lo cual le otorga propiedades anticancerígenas que previenen la degeneración de las células y reduce la posibilidad de que aparezcan posibles tumores.

Envejecimiento. Algunos de sus componentes como el hidroxitirosol y el tirosol de las hojas consiguen que cuenten con excelentes propiedades antioxidantes, las cuales ralentizan la oxidación celular, y por ende, el envejecimiento prematuro.

Estas sustancias antioxidantes así como la oleouropeina, protegen el sistema nerviso de enfermedades neurodegenerativas como el parkison y el alzehimer, retrasando el envejecimiento cognitivo.

Otros beneficios. Propiedades antibacterianas, antivirales, refuerza las defensas, propiedades antiglucémicas (reduce los niveles de azúcar en sangre), propiedades diuréticas (retención de líquidos y cistitis), propiedades laxantes, acidez, gases, suplemento en dietas de adelgazamiento (potencia los niveles energéticos y acelera el metabolismo).

No es recomendable en los siguientes casos: hipotensión o tensión baja, fatiga o cansancio crónico, problemas de indigestión o diarrea, alérgicos al olivo, mujeres embarazadas y niños menores de 6 años.

Comparte salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *